Seis recomendaciones para hacer la atención médica primaria más segura

La mayoría de los profesionales de la salud podrían dar ejemplos de eventos adversos ocurridos en ambientes intrahospitalarios, ya que suelen ser muy evidentes, con daños importantes al paciente, como podrían ser alguna caída, úlceras por presión, infecciones intrahospitalarias, errores en la medicación, etc. Sin embargo, los eventos adversos en el primer nivel de atención médica suelen ser más sutiles, o con daños posteriores (ya en el domicilio, o en el traslado del paciente) por lo que es difícil tener una valuación adecuada de estos eventos.

Por eso a continuación damos 6 recomendaciones para una atención primaria más segura.

  1. Mejorar el acceso:
  • Que el tiempo de atención al paciente desde su llegada hasta el contacto con el médico sea el más corto posible.
  • Detectar y tratar oportunamente padecimientos que puedan derivar en un ingreso o re-ingreso hospitalario para el paciente.
  1. Cerrar el círculo en resultados de estudios:
  • Tener adecuado seguimiento a los estudios de laboratorio o gabinete que se soliciten como urgentes.
  • Revisar los estudios solicitados como urgentes a la brevedad.
  • Informar al paciente de forma clara y precisa sobre sus resultados de estudios y las implicaciones clínicas que representen.
  • Usar medicina basada en evidencias para determinar si existe la necesidad de solicitar más estudios.
  1. Dar seguimiento a referencias importantes:
  • Explicar claramente al paciente la importancia de acudir al sitio de referencia cuando se solicite de manera urgente.
  • Hacer contacto con el especialista al que se refiere al paciente para obtener información sobre el caso y poder dar un seguimiento adecuado.
  • Hablar con el paciente sobre la valoración hecha por el especialista y su manejo o recomendaciones.
  1. Construir sistemas de repuesto:
  • Contar con un sistema en donde se permita dar seguimiento a resultados de estudios o dar seguimiento a referencias cuando no se encuentre algún médico de la unidad primaria por cualquier motivo.
  1. Atender barreras sociales para la seguridad de la atención:
  • Valorar factores sociales que pueden derivar en eventos adversos, como usar lenguaje sencillo y comprensible, o resolver todas sus dudas.
  • Saber si al paciente le alcanza para comprar los medicamentos que le prescriba.
  1. Mejorar el ambiente laboral: un mal ambiente laboral podría no parecer una razón que contribuya a daño al paciente, pero un buen amiente laboral es clave para hacer lo mejor por los pacientes.
  • Tener un ambiente laboral que favorezca a una buena comunicación entre los integrantes del equipo médico favorece a mejores resultados para los pacientes.
  • Es importante que el equipo médico se sienta valorado y apreciado por su trabajo.
  • Debe de existir una cultura del reporte, en donde se favorezca a la mejoría del sistema sobre la culpabilidad individual.

La seguridad de los pacientes es para prevenir daño a los pacientes. Como profesionales de la salud estamos obligados a ver por el bienestar integral de nuestros pacientes, especialmente en un ambiente clínico en donde la mayoría de los pacientes reciben su manejo.

Dr. Bernardo Rea Ruanova **
Administración de riesgos clínicos
Grupo Mexicano de Seguros

** Medicina General

Grupo Mexicano de Seguros S.A de C.V. se reserva el derecho de la información, imágenes, colores, diseño y logotipos utilizados en el presente boletín, por estar protegidos por los derechos de autor correspondientes, por los que se encuentra prohibida su utilización para fines distintos de los propuestos en el boletín.

Deja un comentario

error: Contenido Protegido
//]]>