Marco jurídico para publicidad en salud

Hace algunos días circuló una nota publicada en diversos medios de comunicación con el título “Cazará Cofepris a médicos por publicidad”, esta nota menciona que, si como médico publicitamos nuestros servicios por internet, o que vendamos insumos médicos, debemos contar con un permiso que nos autorice a realizar esto.

Dice que los médicos tendremos que renovar permisos de publicidad para productos y atenciones. Y que “Dentro de estos están contemplados todos aquellos que brinden atención médica, un proceso de embellecimiento o que fomenten el consumo o la venta de bebidas alcohólicas, suplementos alimenticios, plaguicidas, nutrientes vegetales y sustancias tóxicas.”

Después de esto habla de los documentos que hay que entregar y los costos de los trámites, que son bastante elevados.

Esta nota me llamó la atención por lo que decidí revisar nuevamente los lineamientos sobre la publicidad de los médicos, revisando el marco legal encontramos lo siguiente:
1. Ley General de Salud:

  • Artículo 17 bis. ”…compete a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios:
    • VII: Ejercer el control y vigilancia sanitarios de la publicidad de las actividades, productos y servicios…”
  • El título decimotercero es específico de publicidad. En el cual se hace referencia al Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad.

El Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad en el artículo 79 dice:

            “Requiere permiso de la Secretaría la publicidad relativa a:

  1. Prestación de servicios de salud, salvo cuando se trate de servicios otorgados en forma individual”

Artículo 86. “Requiere presentar aviso ante la Secretaría la publicidad relativa a:

  1. Actividades profesionales, técnicas, auxiliares y las especialidades a que se refiere en el Capítulo I del Título IV de la Ley”

Y las especialidades a las que se refiere son: medicina, odontología, veterinaria, biología, bacteriología, enfermería, trabajo social, química, psicología, ingeniería sanitaria, nutrición, dietología, patología y sus ramas.

ANÁLISIS

Si analizamos el marco legal quedaría aparente que si ofrecemos servicios de consulta particular de algún servicio de salud no necesitaríamos algún permiso para publicidad, solamente habrá que dar aviso del mismo. Sin embargo, en la página de la COFEPRIS encontramos lo siguiente:

El permiso que indica la página de COFEPRIS si incluye el que una persona física o moral que brinda un servicio de salud deba de pedir un permiso de publicidad; lo cual contrasta con el marco jurídico de la Ley General de Salud y el Reglamento de la Ley general de Salud en Materia de Publicidad.

Es importante mencionar que este marco incluye tanto a publicidad en medios tradicionales, como en medios digitales y las sanciones por incumplimiento son diversas dependiendo de la evaluación del verificador de COFEPRIS.

Las sanciones en caso de NO contar con el aviso o con el permiso son multas que pueden exceder hasta el millón de pesos, y pueden llegar a clausurar el establecimiento de salud.

Por lo que les recomendamos, en caso de querer realizar una campaña publicitaria, que se apeguen de manera estricta a los protocolos de la COFEPRIS y tramitar sus avisos o permisos según sea necesario.

¿Alguno de ustedes, estimados lectores, han realizado estos trámites previamente? Los invitamos a platicar con nosotros en los comentarios.

Dr. Bernardo Rea Ruanova **
Administrador de riegos clínicos
Grupo Mexicano de Seguros.

** Maestro en Administración de instituciones de salud.

Grupo Mexicano de Seguros S.A de C.V. se reserva el derecho de la información, imágenes, colores, diseño y logotipos utilizados en el presente boletín, por estar protegidos por los derechos de autor correspondientes, por los que se encuentra prohibida su utilización para fines distintos de los propuestos en el boletín.

Deja un comentario

error: Contenido Protegido
//]]>