La implementación de programas de recuperación postoperatoria.

Miles de personas alrededor del mundo sufren eventos adversos durante la atención médica y atención hospitalaria. Errores de medicación, infecciones asociadas a la atención médica, errores en la transferencia de pacientes entre un nivel de atención y otro son solamente algunos ejemplos de los daños a los que están expuestos los pacientes .

Las organización rectoras de la calidad hospitalaria han implementado diferentes programas de mejora de la calidad de la atención y han identificado los riesgos clínicos más importantes para los pacientes.  Estos programas de mejora se han concentrado en eliminar un riesgo a la vez como la prevención de caídas, prevención de trombosis venosa, infección de sitio quirúrgico. Es necesario crear programas interdependientes que cubran todos los riesgos prevenibles y engloben las acciones de prevención en todos los niveles de la organización hospitalaria.

En último número de la revista del Colegio Americano de Cirujanos la Dra. Elizabeth C  Wick, anestesióloga del Hospital Johns Hopkins de Baltimore en los Estados Unidos publica un  interesante trabajo sobre la implementación del sistema CUSP (comprehensive unit safety program) como parte de un programa integral de recuperación postoperatoria en la unidad de cirugía colorrectal del Hospital Johns Hopkins.

En este artículo de cohortes se describen mejoría en el tiempo de estancia hospitalaria de 7 días en el periodo pre CUSP-IRP con 18.8 % de infecciones en 330 pacientes operados de cirugía colorectal a 5 días de estancia hospitalaria y un porcentaje de 7.3% de infecciones en igual número de pacientes operados de cirugía colorectal en el periodo post implementación de CUSP-IRP.

La metodología CUSP se basa en implementar un programa de seguridad dentro de las unidades y servicios hospitalarios de acuerdo a 5 pasos: 1) identificación de riesgos clínicos, 2) capacitación en la ciencia de la seguridad, 3) asociación con directivos 4) aprender de los defectos o errores y 5) implementar herramientas de comunicación y trabajo en equipo.

La prevención de riesgos clínicos y daños a los pacientes requiere de la creación de una cultura de seguridad del paciente y una visión de sistema.

Casos de éxito como el expuesto en este artículo deben de servir de guía para poder crear e implementar programas integrales de seguridad en nuestros hospitales.

Para consultar el artículo completo:

http://www.journalacs.org

Dr. Fernando Pérez Galaz
Cirugía Gastrointestinal
Cirugía Bariátrica
Administrador de Riesgos Clínicos
Grupo Mexicano de Seguros

Deja un comentario

error: Contenido Protegido
//]]>