Gestión de riesgos clínicos

Doctor with stethoscope and white icon medical on hospital background, medical technology network concept

Se sabe que la atención sanitaria es por definición una industria “insegura” en donde existe propensión a cometer muchos errores, y lo peor es que son errores que impactan directamente en la salud, bienestar y hasta la vida de las personas. Por lo que por muchos años (considerando que el foco de atención hacia la seguridad del paciente se prendió en 1999 con el “To Err is Human”) la ciencia de la seguridad del paciente, que ha evolucionado en este tiempo, ha buscado como disminuir los riesgos y prevenir eventos adversos.

A pesar de esfuerzos por mejorar la calidad de los servicios de salud, y de disminuir los riesgos, se considera que la incidencia de eventos sigue oscilando alrededor del 10%, considerando entre 40 y 60% de estos eventos como prevenibles. Estos números si se analizan son muy similares a los presentados en los primeros trabajos de seguridad del paciente. Sin embargo, considero que la falta de modificación de estos no habla de un fracaso en la aplicación de protocolos de seguridad, sino me parece que tiene que ver con que antes no se reportaba nada.

Una parte de esa evolución de la seguridad del paciente es la gestión de riesgos, la cual consiste en cambiar el abordaje y la atención a la seguridad del paciente, quitándola de la responsabilidad exclusiva del médico, e implementando una visión de sistemas. Lo que nos llevará a diseñar sistemas de salud más seguros, en donde todos compartamos la responsabilidad de la seguridad, y me refiero desde el paciente y sus familiares, pasando por personal de limpieza, personal administrativo, gerencia y dirección de los hospitales, médicos, enfermeras, personal de nutrición, absolutamente todos. 

Tres pasos para simplificar esto, que nos ayudarían a comenzar son: 1) identificar riesgos. 2) controlarlos (analizando los casos que se presenten) y 3) evitar que se presenten problemas (aplicando planes de mejora y evaluándolos de forma continua). En este espacio hemos hablado de diferentes estrategias para mejorar. (Listas de verificación en marzo 2019, evitar rutinas innecesarias en abril 2019, involucra a los pacientes en mayo 2019, tres preguntas y seguridad del paciente en julio 2019, estrategias para involucrar a los pacientes en agosto 2019 entre otros)

La gestión de riesgos no es nueva, se ha usado en la industria y en el mercado financiero por mucho tiempo, previniendo pérdidas. Y en salud se ha usado para tener una planeación estratégica más efectiva al conocer a detalle nuestros procesos, mejor capacidad para afrontar contingencias ya que la institución está preparada para ellas, mejore resultados de eficacia, eficiencia y efectividad, así como una mayor transparencia en la toma de decisiones y en los procesos de gestión, ya que manejando una adecuada gestión de riesgos se toma en cuenta a toda la institución por lo que las decisiones suelen ser compartidas. 

La gestión de riesgos es una práctica en la que todos ganan: los pacientes ganan en salud y en recibir mejor calidad en su atención, el personal de salud gana en ofrecer mejores resultados a sus pacientes y con mayor satisfacción de los mismos, las organizaciones ganan por prevención de reclamaciones médico-legales y los gastos financieros y en prestigio que se generen, los sistemas de salud ganan en mejorar la salud de su población, reflejado en mejora de sus indicadores.

Dr. Fernando Pérez Galaz **

Administrador de riesgos clínicos
Grupo Mexicano de Seguros

** Cirujano especialista en cirugía bariátrica y cirugía gastrointestinal en Hospital Angeles Loma, México

Grupo Mexicano de Seguros S.A de C.V. se reserva el derecho de la información, imágenes, colores, diseño y logotipos utilizados en el presente boletín, por estar protegidos por los derechos de autor correspondientes, por los que se encuentra prohibida su utilización para fines distintos de los propuestos en el boletín.

Deja un comentario

error: Contenido Protegido
//]]>