Vacunación COVID 19

A partir de finales del 2020 empezaron a llegar a México, y se empezaron a aplicar, las primeras vacunas contra COVID-19. Situación que se tradujo en un optimismo muy grande, que mucha falta había hecho en todo el año, ya que la pandemia ha tenido impacto muy grande en todo el mundo. Desde colapsar sistemas de salud, afecciones económicas inmensas y mas importante, la pérdida de vidas que ha provocado.

Pero ¿qué sabemos de las vacunas que ya están llegado y aplicándose al personal de salud en México?

Lo primero que sabemos es que se les dio, tanto en México como en Estados Unidos algo llamado “autorización para uso de emergencia”. Las agencias regulatorias FDA y Cofepris autorizaron el uso de algunas vacunas con esa característica. Y el uso de emergencia significa lo siguiente: que se autoriza su uso por causa de “fuerza mayor” o, como su nombre lo dice, por causa de una emergencia, un evento que pone en riesgo importante la salud individual y de la comunidad en general. Y esto, cuando no existan (como es [JCQ1] el caso por el momento) alternativas aprobadas, adecuadas, disponibles y seguras.

Esto no quiere decir que se aprueba sin estudios que avalen su función, sino que la aprobación se hace más rápida. Los estudios que avalan la seguridad y eficacia de las vacunas son realizados y probados por los laboratorios que las crean. Y estos resultados son sometidos a un comité quien autoriza, o no, su uso en el marco de la emergencia sanitaria. 

También sabemos que al menos al día de hoy (31 de enero del 2021[JCQ2] ) hay solo dos vacunas aprobadas para su uso en México: la vacuna de Pfizer-BioNTech COVID-19 (autorizada el 11 de diciembre del 2020) y la vacuna de AztraZeneca COVID-19 (autorizada el 4 de enero del 2021). 

Y tercer dato importante que conocemos al momento: es que la estrategia de vacunación contra COVID-19 en [JCQ3] México está [JCQ4] siendo llevada a cabo (al menos por el momento) exclusivamente por el gobierno, esto quiere decir que no se puede adquirir la vacuna en medio privado, y que todas las dosis que se apliquen serán administradas por el gobierno. Esto es muy relevante, ya que los profesionales de la salud que laboramos en el sector privado NO podremos adquirir y aplicar vacunas a nuestros pacientes. Esto dentro del marco de la Política Nacional de Vacunación contra el Virus SARS-CoV-2. 

Esta es información relevante, ya que, como profesionales de la salud, debemos poder informar a nuestros pacientes con información verídica y relevante en el medio de esta crisis.

Más información al respecto podemos encontrarlo en las páginas de la FDA (https://www.fda.gov/) y de la Cofepris (https://www.gob.mx/cofepris).

Ustedes, ¿qué han escuchado, o que les parece importante conocer y explicar a nuestros pacientes sobre las vacunas de COVID-19? Los invitamos a participar en los comentarios.

Dr. Bernardo Rea Ruanova *
Administrador de Riesgos Clínicos
Grupo Mexicano de Seguros

  • Maestro en administración de hospitales

Grupo Mexicano de Seguros S.A de C.V. se reserva el derecho de la información, imágenes, colores, diseño y logotipos utilizados en el presente boletín, por estar protegidos por los derechos de autor correspondientes, por los que se encuentra prohibida su utilización para fines distintos de los propuestos en el boletín.